Finalizamos la rehabilitación de un edificio catalogado en Barcelona

 

Tipología: Rehabilitación. Residencial

Superficie: 2.617,50 m2

Fecha de entrega: Octubre 2020

Duración: 16 meses

Situación: C/ Aragó, Barcelona

 

Nos encontramos ante la rehabilitación y el cambio de uso de un edificio de oficinas existente, ubicado en la calle Aragón, de Barcelona, para convertirlo en un edificio plurifamiliar de 23 viviendas, con el objetivo de alquilarlas una vez reformadas.

Al tratarse de un edificio catalogado, realizado por el arquitecto Oriol Bohigas, una figura clave en la recuperación del Modernismo barcelonés, el equipo de Roig tuvo que reproducir la modulación de la fachada original con la nueva fachada, incrementando la dificultad técnica de la misma. Para lograr su cometido, se tuvo que derribar una tercera parte del edificio y consolidar posteriormente su estructura. Paralelamente, se generaron patios, escaleras, ascensores y fuentes de ventilación.

Rehabilitación de edificio catalogado en la c/ Aragón

Su ubicación en la calle Aragón, una de las calles con mayor afluencia de tráfico de la ciudad de Barcelona, obligó a prestar especial atención a la composición, materiales utilizados y ejecución de la fachada para evitar la contaminación acústica de sus inquilinos.

A nivel de instalaciones y, siguiendo con el compromiso de Roig con el medio ambiente, en este edificio se implementó uno de los sistemas de climatización y ACS más eficiente: la aerotermia, una tecnología ecológica que aprovecha la energía calorífica del ambiente para proporcionar refrigeración, calefacción y agua caliente sanitaria. Este sistema innovador d

e bajo consumo energético ofrece unos ahorros de hasta un 80% en los gastos de la factura en calefacción, comparado con otros calentadores eléctricos. Además de proporcionar un hogar confortable durante todo el año -calefacción en invierno y refrigeración en verano -, incluso con temperaturas exteriores extremas.

El equipo de Roig, realizó las tareas de adecuación y rehabilitación en un periodo establecido de 16 meses, cumpliendo con los tiempos marcados al inicio de la obra.